LABERINTO DE LA MEMORIA

Un camino subterráneo lo llevará al descubrimiento de la Catacumba de Siracusa más grande, un extraordinario lugar de culto para la belleza y la historia. A través de sus amplias galerías, harás un viaje al útero de la tierra y respirarás un clima lleno de santidad; descubrirá, en la paz de un sueño milenario, el secreto de la vida más allá de la muerte .

HISTORIA

Justo en las afueras de las antiguas murallas de la ciudad, cerca del Parque Arqueológico de la Neapolis y de la majestuosa aguja del Santuario de la Madonna delle Lacrime, se encuentra con toda su belleza la Basílica de San Giovanni Evangelista. Es una sugestiva iglesia a cielo abierto, con canales subterráneos que guardan secretos: la Cripta pintada de San Marciano y las Catacumbas de San Giovanni.
Las galerías de estas catacumbas son misteriosas y fascinantes, excavadas directamente en la roca caliza; crean un laberinto sagrado donde será posible vivir una experiencia increíble, volviendo en el tiempo, valorizando la importancia del silencio.
Un lugar imperdible, en una Siracusa espectacular.


ESTRUCTURA Y TUMBAS

El complejo de las Catacumbas de San Giovanni presenta un plano muy simple, constituido por una galería principal y central llamada Decumanus Maximus, la cual se divide en 10 galerías secundarias llamadas Cardines (5 hacia el Norte y 5 hacia el Sur). Estas llevan a 10 capillas redondas, que eran antiguas cisternas para el almacenamiento del agua, y después cementerios para personajes notables.
Los tipos de sepulturas, que se pueden ver a lo largo de las paredes de las catacumbas son tradicionales: los lóculi (pequeñas tumbas rectangulares cerradas con tejas de mármol o roca y con marcas), los arcosoli (tumbas de forma semicircular y abovedada, con un arco sobre el nicho en el que se introduce el sarcófago) y la forma (tumba excavada en el suelo de las galerías a causa del poco espacio y dinero).


INFO ÚTIL


LOCALIDAD:

Largo San Marciano, 3 , Siracusa, SR, 96100

COORDENADAS:

37.0787989 15.282885699999952

SALIDA PROGRAMADA:

DE LUNES A DOMINGO

PUNTO DE ENCUENTRO: entrada de catacumba

Costos:

Entrada completa: € 8.00
Entrada reducida: € 5.00
(grupos / menores de 16 años / mayores de 65 años / militares y aplicación de la ley)
Entrada reducida: € 3.00
(grupos escolares / grupos de peregrinos)

De cortesía
Profesores / Sacerdotes / Discapacitados y sus acompañantes / Estudiantes de PIAC

CONTACTO

tel. +39 0931 64 694
e-mail: info@kairos-web.com
info@secretsiracusa.it

REFRIGERIUM

Mediante una de las galerías secundarias se llega en una tumba extraña, excavada en la roca pero con tres huecos en la superficie de su placa. De repente se siente la energía sagrada y la preciosidad de una antigua costumbre: el Refrigerium, literalmente significa el “refrigerio”, que es decir la celebración del banquete fúnebre con el cual se “alimentaba” el difunto y se facilitaba su paso a la vida eterna. A través de los huecos los vivos consolaban los muertos, durante el banquete se sirvió vino, leche y miel.

SARCOFAGO Y EPÍGRAFES

Era una tarde caliente de Julio de 1872 cuando el arqueólogo Saverio Cavallari, en esa época director de las Antichità di Sicilia, encontró en una de las capillas redondas de las catacumbas uno de los monumentos más significativos del arte funerario cristiano: el Sarcófago de Adelfia. Es el nombre de la esposa del conde Valerio, funcionario de la corte imperial, con el cual aparece representada en una concha, en el centro de la placa mármol. El elemento más importante del sarcófago es su sofisticada decoración de “doble registro”, donde resalta la escena de la Natividad de Jesús, considerada “el pesebre más antiguo del mundo”.
Las numerosas epígrafes encontradas en las catacumbas nos proporcionan informaciones muy importantes en términos de iconografía religiosa, historia y interés social: como por ejemplo la inscripción de Euskia, descubierta por el arqueólogo Paolo Orsi en 1894, la cual es el más antiguo testimonio del culto de Santa Lucia en Siracusa.

IGLESIA DE SAN GIOVANNI Y CRIPTA DE SAN MARCIANO

La Basílica de San Giovanni Evangelista, con su precioso rosetón de roca blanca y su elegante pórtico en estilo gótico-catalán, es una auténtica “novela de arquitectura” que nos cuenta un excepcional y armónico mezclado de símbolos y elementos decorativos.
La antigua basílica que data del siglo VI fue construida por los Bizantinos, tenía un ábside elevado y tres grandes naves; ahora son visibles solamente restos de la columnata de la nave y del ábside. Las paredes externas fueron transformadas en la época normanda, siglo XII, durante la cual fue reconstruida también la fachada principal de la Iglesia destruida por el terremoto del año 1169. En los siglos la basílica sufrió los daños de otros terremotos, como el colapso de la cobertura superior resultante del terremoto del año 1908, que cambiaron significativamente su aspecto dándole la forma actual.
Por medio de una escalera en piedra en el lato norte de la basílica, se baja a la Cripta bizantina subterránea enterrada de 5 metros. De acuerdo con la tradición cristiana esta iglesia subterránea fue construida en el lugar donde fue enterrado San Marciano; enviado por San Pablo en Siracusa en 39 d.C., Marciano fue el primer obispo de la ciudad, el cual predicó el Evangelio y fundó la primera comunidad cristiana en Occidente. Desde el principio la Cripta se transformó en lugar de culto; son todavía visibles restos de la estructura antigua, como pavimentación, columnas y capiteles jónicos. También los Normandos adornaron la Cripta con cuatro capiteles de mármol que representen los Evangelistas, y con frescos y decoraciones hoy nuevamente notables.


GESTIÓN SOSTENIBLE

Erga ha implementado un sistema de gestión sostenible que es adecuado para su tamaño y alcance. Su organización cumple con todas las normativas vigentes a nivel local, nacional e internacional, con especial referencia, entre otros, a aspectos de salud, seguridad, trabajo y medio ambiente. Erga se compromete a respetar y hacer cumplir las normas de conducta apropiadas para los lugares visitados, el mar, las reservas naturales y los lugares de culto. Se recomienda prestar especial atención a no desperdiciar residuos en el medio ambiente y, cuando exista, respetar las normas de recogida selectiva.

IGLESIA DE SAN GIOVANNI EN LAS CATACUMBAS

VER TAMBIÉN


Manténgase actualizado suscríbase a nuestro boletín

Declaro haber leído la información de privacidad de Erga S.r.L. y consiento el procesamiento de mis datos.